Consenso de Montevideo sobre población y desarrollo

Política 15 de mayo de 2016 Por
El Fondo de Población de Naciones Unidas convocó a la sociedad civil a un ámbito de diálogo para evaluar la aplicación de las directivas contenidas en el Consenso de Montevideo, que cubre los temas relevantes de población y desarrollo de América Latina y el Caribe.
e840dda4af545e4c1b65faeabcfc7bf7_L

El Consenso de Montevideo tiene como antecedente una reunión realizada en 1994, en El Cairo, sobre población y desarrollo, donde se definió un acuerdo intergubernamental.

En 2013, 33 países de la región acordaron una nueva agenda a través de una conferencia regional que adoptó el nombre de Consenso de Montevideo, y que brinda un acuerdo conceptual y político en materia de políticas de población y demografía.

Finalmente en 2015, se concretó una guía operacional para la implementación del Consenso de Montevideo, donde se establece un conjunto de líneas de acción e indicadores para evaluar y monitorear el cumplimiento de los acuerdos.

Juan José Calvo, representante del Fondo de Población de Naciones Unidas en Uruguay, indicó que “la participación y acción de la sociedad civil en el consenso de Montevideo ha sido muy importante, ya sea con respecto a la elaboración de la agenda como en lo relacionado a su construcción metodológica”.

En el encuentro, desarrollado el jueves 21, el coordinador de la OPP, y encargado de dirigir la Comisión Sectorial de Población, Pablo Álvarez, destacó que desde la Oficina se trabaja para alinear los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas con el cumplimiento de las directivas del Consenso de Montevideo.

Los temas del Consenso comprenden desarrollo sostenible, juventud, envejecimiento, salud sexual y reproductiva, igualdad de género, migración, territorialidad, pueblos indígenas y afrodescendientes.

Para Álvarez, el objetivo primordial es pensar en el 2030, y las tres iniciativas clave a seguir son el Diálogo Social, que se está desarrollando en estos momentos, con énfasis en las mesas de diálogo con la sociedad civil; la medición de políticas a través de la dirección de Gestión y Evaluación (AGEV), que trabaja para “acompasar los ODS con las políticas públicas a efectos de no duplicar acciones”; y, por último, las reuniones mensuales que realiza la Comisión Sectorial de Población.

Te puede interesar