Manteca uruguaya en Argentina

Argentina 27 de mayo de 2017 Por
La industria compró en Uruguay por una situación estacional en la producción; destacan que "no hay faltantes"; hubo compras de Milkaut, Mastellone y COTO, según el Observatorio de Importaciones de Santa Fe
campo-2461801w620

Un sector de la industria lechera importó manteca de Uruguay como "precaución" para evitar faltantes debido a una merma estacional en la producción local.

Así lo confirmó a LA NACION una fuente de la industria, que señaló que vinieron del vecino país "no más de 200 toneladas" y que la decisión de comprar en Uruguay fue en marzo pasado. Sin embargo, según datos del Observatorio de Importaciones de Santa Fe, hasta el 21 del actual ingresó un total de 367,98 toneladas, una suba del 657% respecto del año pasado, cuando entraron 48,5 toneladas.

"Algunas empresas le compraron manteca a Conaprole [principal cooperativa láctea del vecino país]. Lo hicieron industrias para reprocesar con la manteca de acá y luego envasarla", señaló la fuente consultada. "No hay faltantes de manteca, el mercado está bien abastecido, pero eso se hizo por precaución por la caída de la producción", agregó.

Manteca de Conaprole, Uruguay, en una cadena de supermercados de Tortugas
Manteca de Conaprole, Uruguay, en una cadena de supermercados de Tortugas. Foto: Gentileza Raúl Catta

De acuerdo al Observatorio de Importaciones de Santa Fe, Milkaut trajo 122,5 toneladas y Mastellone 225 toneladas. Importaron para reprocesar acá. Como novedad, hubo una importación directa de COTO por 20,48 toneladas.

El año pasado, la Argentina tuvo, en medio de problemas climáticos y pérdida de rentabilidad en los tambos, una producción de 9895 millones de litros de leche, una merma del 12,5% respecto de 2015. De la producción total, según el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina un 5,8% se destinó a manteca. Para la industria, la manteca es un co-producto de la separación de cremas para la elaboración de productos como leche descremada, quesos duros y caseína. Según el último dato disponible, en 2015 el consumo por habitante de manteca en el país se ubicó en 0,87 kilos.

"Estamos en la estación del año de reducción de la producción y, por la carencia de forrajes, con problemas de calidad. Eso ha generado pocos sólidos en la leche; falta un poco de grasa", indicó el industrial.

Según precisó, la manteca llegó al país congelada en cajas de 20 kilos. Aquí, las industrias la reprocesaron y mezclaron con crema local. Ese decir, en esos casos no vino terminada. Sin embargo, en supermercados de primera línea apareció manteca terminada marca Conaprole, cuya importación habría sido directa.

De acuerdo a la fuente consultada, en otros años también se hicieron algunas importaciones de la materia prima desde Uruguay. Como el año pasado hubo denuncias de faltantes en las góndolas, esta vez el sector industrial, con el visto bueno del Gobierno, planificó la importación de manteca congelada para reprocesar aquí y luego vender. En este contexto, el industrial insistió en que "no hay faltantes" y que lo importado "se trajo preventivamente".

En un supermercado COTO de Caballito, la manteca uruguaya Conaprole estaba hoy a $ 35,99 los 200 gramos, por encima de otras marcas locales, como Tonadita, a $ 33,29.

Te puede interesar