Uruguayos en el exterior en Qatar, la selección multinacional

Qatar 17 de enero de 2017
En su última convocatoria, el plantel del país del Golfo Pérsico incluyó 15 extranjeros. Y su entrenador es uruguayo.
seleccionado-Qatar-equipo-abierto-nacionalidades_CLAIMA20160907_0283_28

Qatar resulta un enigma. Es el país más joven en ser designado como sede de un Mundial. Obtuvo su independencia en 1971, tras firmar un acuerdo con el Reino Unido y sumarse a la Liga Árabe. Así, se incorporó como miembro de la ONU. Desde entonces, al amparo de los millones que genera el petróleo que brota de sus suelos, el país no paró de crecer: en su economía, en su infraestructura, en su población (en 1986, por ejemplo, vivían poco más de 350.000 personas; hoy lo habitan 2,2 millones), en su capacidad para mostrarse al mundo desde su breve península. El deporte les sirve como espejo y/o como caja de resonancia. Es uno modo de exhibirse.

El seleccionado de handball (nacido de un deporte que parecía ajeno a este territorio) se convirtió en un emblema: como local, el año pasado, llegó a la final del Mundial frente a Francia. Logró ese subcampeonato con dinero: nacionalizó extranjeros destacados y hasta contrató hinchas españoles para que aportaran su ruido y su pasión comprada.

Ahora, el fútbol emula ese modelo: el uruguayo Daniel Carreño convocó a 15 futbolistas extranjeros para la doble fecha inaugural de la tercera fase -la decisiva- de las Eliminatorias de Asia para el Mundial de Rusia 2018. Dos de Francia, dos de Ghana, dos de Sudán, dos de Brasil y uno de cada uno de estos países: Guinea, Senegal, Argelia, Arabia Saudita, Cabo Verde, Bahrein y Uruguay (el delantero Sebastián Soria, curioso símbolo del fútbol qatarí).

Te puede interesar