Conviértase en buen inmigrante en 21 cómodos pasos

Internacional 08 de noviembre de 2016
El libro "The Good Immigrant" está sacudiendo las conciencias (y las librerías) británicas.
good-immigrant_PLYIMA20161107_0021_5

1. El racismo en auge

En los últimos meses las actitudes y comportamientos abiertamente racistas han aumentado de un modo inquietante.

Aunque más allá del alsombro que provoca ver a figuras como Donald Trump o Marine Le Pen tan cerca del poder, es cierto que al mismo tiempo también surgen grandes y mediáticas oposiciones a la intolerancia.

Hace unos días, por ejemplo, se hizo viral en Reino Unido la carta abierta de Umm Yusra, una joven musulmana londinense que cuenta cómo en el espacio de unos pocos meses fue acusada de ser una "puta terrorista", insultada por llevar hiyab y ridiculizada por conducir y ser "paqui" —aunque su familia no provenga de Paquistán, sino de Bangladesh— .

Pero tal vez, el fenómeno más llamativo haya sido es el de The Good Immigrant, una recopilación de ensayos sobre el racismo que, a pesar de haber sido publicado gracias a un crowdfunding de una editorial independiente, ha escalado a los puestos de libros más vendidos en Inglaterra.

2. El buen inmigrante como fenómento editorial

"Unbound" es un proyecto insólito que combina el funcionamiento de una página web de crowdfunding con una labor editorial más clásica.

A través de "Unbound", los autores pueden proponer proyectos de libros y, si los lectores se muestran convencidos y aportan dinero, el escritor finaliza el libro y este se publica con la propia editorial de la web.

El primer éxito de este sistema ha venido de la mano de uno de sus fundadores, Nikesh Shukla.

Su libro The Good Immigrant no solo ha despertado las conciencias de las más de mil personas que se involucraron en la publicación del libro , sino que ha conseguido situarse como uno de los libros de ensayo más vendido de Amazon UK.

Muchas librerías del Reino Unido lo exponen en sus escaparates como uno de los libros más relevantes de los últimos meses y, a pesar de que no ha sido editado por un gran sello británico, ha alcanzado unas cifras de ventas muy destacadas.

Tal vez el éxito de The Good Immigrant sea una respuesta a las medidas xenófobas contra la inmigración que está tomando el gobierno de la líder conservadora Theresa May.

Pero ¿qué hay dentro de este libro que está revolucionando el debate sobre la cuestión racial en las islas británicas?

3. Pelo afro, namasté, y otras historias de integración fallida

The Good Immigrant reúne 21 textos de 21 autores que pertenecen a minorías raciales y que viven en el Reino Unido.

Todos ellos son "personas de color", es decir, personas no blancas. Personas cuyo color de piel no es neutro (blanco) sino negro, amarillo o café con leche. Personas que no son simplemente personas, sino —siempre por delante— "paquis", "moros" o "chinos".

En su introducción, el editor Nikesh Shukla dice:

"Para la gente de color, la raza está en todo lo que hacemos. Porque la experiencia universal es blanca. Una vez alguien comentó, en un cuento que escribí, que estaba gratamente sorprendido de comprobar que los hindúes también vivimos experiencias universales".

El libro precisamente surge como contestación al comentario de otro usuario del periódico The Guardian, que se quejaba de que en una entrevista solo se hubiera entrevistado a autores asiáticos en lugar de a otros más relevantes.

El fantasma de la supuesta "discriminación positiva" sobrevolaba el desagradable comentario, y fue entonces cuando Nikesh Shukla se dio cuenta de que estaba terriblemente cansado de soportar unos estándares mucho más elevados que los del resto de sus conciudadanos.

Cansado de tener que ser "un buen inmigrante".

Cansado de ser alguien que roba sus trabajos a los "verdaderos" ingleses, que roba sus novias a los "verdaderos" ingleses, que roba su cultura a los "verdaderos" ingleses.

Hasta que, claro, a través del éxito como escritor, ganador de un reality de cocina, corredor de 100m lisos o médico extraordinario ese "mal inmigrante" se transforma en "el buen inmigrante". Hasta que, como cuenta Varaidza en su texto, los negros ocultan su pelo afro bajo una peluca que imita el estilo capilar de los blancos.

Por ello Nikesh Shukla reunió a 21 escritores de diferentes razas que experimentaron el racismo en Inglaterra para escribir un libro necesario y divertido —en el que, curiosamente, no hay ningún español ni latino, a pesar de los muchísimos que trabajan de au-pairs para las familias ricas de Londres o en los Pret-a-manger de toda la ciudad.

Son 21 inmigrantes o descendientes de inmigrantes que se han adaptado al rígido molde que los convierte en "buenos" y que han decidido revelarse contra la hipocresía de la sociedad británica:

“Esta ansiedad constante que sentimos como gente de color por justificar nuestro espacio, por demostar que nos merecemos nuestro sitio en la mesa, todavía nos persigue".

No obstante, es cierto que en el libro se echa de menos algún testimonio de aquellos que no han logrado adaptarse al estándar del "buen inmigrante". De los que no lograron atravesar la línea de meta, sino que se quedaron tirados por el camino, junto a la pista de carreras.

En cualquier caso, lo interesante de The Good Immigrant y de su fulgurante carrera editorial es que revela que no todo está perdido.

Que aunque es posible que Trump gobierne a partir del martes, y a pesar de que el Brexit continúe avanzando y los partidos de ultraderecha europeos asciendan en las encuestas, todavía hay lugar —y una literatura— para un cambio.

Fuente: PlayGround

Te puede interesar