Nicolás Furtado cambia de pieles

Uruguay 05 de mayo de 2018
Mientras prepara el estreno de la segunda entrega de "El Marginal", el actor uruguayo vuelve al cine con "Perdida"
5aecc39c6bc19
Nicolás Furtado. - Foto: M. Bonjour

El actor uruguayo Nicolás Furtado invitó a 60 personas para la presentación en Montevideo de Perdida, película argentina en la que tiene un papel secundario. Según lo explicó en conversación con El País, no quiso dejar afuera a familiares ni amigos.

Furtado, quien se encuentra radicado desde hace unos años Argentina (donde se dio a conocer), está en uno de esos momentos bisagra en la carrera de un actor. Se encuentra en una fase en la que debe promocionar una película que completó hace meses mientras aguarda el estreno cercano de otros proyectos, y prepara sus pasos a futuro. En otras palabras, está en un período prolífico.

En Perdida, Furtado interpreta a Seretti, un oficial estricto que debe soportar los métodos poco convencionales de su compañera Manuela Pelari (Luisana Lopilato). Con la protagonista descuidando su trabajo y su vida por la obsesión de encontrar a una amiga desaparecida, Seretti se impone como la voz de la razón dentro de la comisaría argentina.

El papel es uno poco convencional para el actor, quien debutó en la pantalla grande con Relocos y Repasados de Manuel Facal. A diferencia de ese rol o de sus papeles más histriónicos en las series Educando a Nina o Fanny la Fan, Furtado aparece en Perdida con una presencia fría, moderada y algo altanera.

El contraste es mayor cuando se lo compara con el rol más popular del uruguayo a la fecha: Diosito, el recluso que interpretó en la primera temporada de El Marginal (Televisión Pública Argentina) y que ahora volverá para segunda entrega, centrada en su personaje.

Con el rodaje de la precuela de El Marginal completado (ya se puede ver un adelanto) y la película Porno para principiantes -una comedia del director Carlos Ameglio- en camino para el segundo semestre, Furtado habló con El País del momento profesional en el que se encuentra.

¿Cómo llegaste a involucrarte en Perdida?

Primero me llega el guión y la intención de la productora (MyS) de hacerme una prueba de cámara, así que rápidamente lo leo y enseguida quedo enganchado con el proyecto. Por suerte, después me confirman la participación. (La trata de personas) Es un tema que está hoy por hoy muy sensible en la sociedad, creo que acá en Uruguay también. Es sumamente importante que la gente vaya al cine y vea que se habla de esto y que se denuncia para que, de alguna forma, no siga pasando.

Me imagino que gran parte del atractivo de hacer un thriller es crear una atmósfera particular, con sugerencias que no le dan todo al espectador.¿Cómo trabajaste la construcción de tu personaje?

Trabajé más la contención de un sentimiento y no tanto la expresión, como de repente puedo hacerlo como actor en otros trabajos en teatro o en otro tipo de personaje. Acá trabajo desde un lugar más íntimo, interno y psicológico del personaje. Hay planos muy grandes donde tal vez una mirada contenida ya te dice un montón de cosas. Me enfoqué en hacer lo justo y lo necesario, no hacer más que eso. Pasarme era el mayor desafío. Con Alejandro (Montiel, director de la película) nos entendimos muy bien. Vimos lo mismo del personaje, el color que podíamos pintar.

Si bien la película tiene una historia argentina, has dicho que se siente más internacional. ¿Qué quisiste decir?

La película tiene un código que no es tan localista, lo estamos acostumbrados a ver en otras películas uruguayas, argentinas o de la región. Es un policial, pero con una estética de repente que tiene que ver más con los policiales que vemos afuera, yanquis, europeos o lo que sea.Eso sin dejar de lado que la historia es bien nuestra. Es una linda combinación.

Filmaste Perdida antes de meterte en el rodaje de la segunda temporada de El Marginal. ¿Cómo balanceás ese traslado de un personaje a otro, siendo tan diferentes entre sí? En particular, estos dos están en lados diferentes de la ley...

Pasó un tiempo entre un proyecto y otro, pero no tanto, dos meses. Entre medio hice otra película acá en Uruguay (Porno para principiantes). Los cambios los tuve que hacer rápidamente. Como actor creo que es lo más interesante. Meterme en la piel de un personaje, salir rápido y meterme en la de otro. Con ayuda de la imaginación, vestuario, las charlas con el director y el set y la locación, ya te hacen colocarte en un lugar distinto y eso ayuda mucho. Es la parte que más me divierte.

Fui un día al rodaje de Porno para principiantes para hablar con tu coprotagonista, Martín Piroyansky. Creo que vos estabas durmiendo la siesta, entonces no nos vimos.

Puede ser sí...(risas).

Tu carrera está explotando y estás trabajando mucho más. ¿Te interesa tener un abanico de personajes muy diferentes entre sí, o le das más importancia a lo que una historia quiere contar?

Voy leyendo historias y las que quiero contar son los proyectos en los que termino estando. Si encima en esos proyectos tengo personajes muy distintos, mejor. A mí me sirve mostrar varias facetas como actor, pero tampoco es que me lo pongo con condición. Va a llegar un momento en que me van a tocar personajes con naturalezas más parecidas o que tengan que ver conmigo, no tanto que tengan una posibilidad de composición tan grande como algunos que he hecho. Así que en principio me gusta estar en proyectos que cuenten historias que yo también quiero contar, y con personajes que tengan algo de donde yo me pueda agarrar.

Hace poco salió el avance de la segunda temporada El Marginal. ¿Qué creés que se va diferenciar de la primera temporada?

Se va a mostrar cómo los hermano Borges entran al Penal, por qué, cómo es el día a día y cómo van ganando el poder. Se cuenta un poco eso. Es una temporada cortita: ocho capítulos aunque un poco más largos. Sebastián Ortega (creador y productor de la serie) me decía: “Son como ocho minipelículas”. Son muy intensas, hay mucha violencia y la presencia femenina también tiene más participación. Trata temas duros como Perdida con cosas que pasan dentro de una cárcel con las mujeres, por ejemplo. Es más oscura y un poco más picante que la primera. Yo ya vi algunos capítulos y está muy buena.

Se ve muy bien el avance aunque me pareció muy largo.

Sí, fue como mucho. Se les fue la mano para mí (risas). Revelan muchas cosas.

¿Ya hay fecha de estreno?

Es ahora, este año, en breve. No hay fecha aún, pero va a estar este año. Igual que Porno para principiantes, que creo se estrena en agosto. Tal vez a fin de año venga a filmar alguna película más en Uruguay, así que, movidito.

Fuente El Pais

Te puede interesar