No habría problema de recursos para implementar voto en el exterior

Uruguay 17 de mayo de 2018
Para el ministro de la Corte Electoral, José Ignacio Korzeniak, el voto en el exterior prosperará solo si hay "un acuerdo político".
wIYZwbvG7b_5

El ministro de la Corte Electoral, José Ignacio Korzeniak, explicó que el voto en el exterior prosperará solo si hay "un acuerdo político".

Ese es el "tema de fondo, todo lo demás son detalles", explicó el ministro que dentro de la Corte es un miembro neutral, pero que es conocida su identificación con el Frente Amplio.

Esto sucedería siempre que se aprobara el proyecto de ley que plantea la interpretación de los artículos 79 y 89 de la Constitución, es decir, que la circunstancia de residir fuera del país no sea obstáculo para ejercer los derechos del voto inherente a la ciudadanía, aclaró el ministro. Actualmente, tiene media sanción: fue aprobado por la Cámara de Diputados pero aún no se ha tratado en la Cámara de Senadores.

Por otro lado, Korzeniak consideró que no sería un problema implementarlo y que si bien será necesario destinar más recursos económicos, eso tampoco sería un impedimento para habilitarlo.

La discusión sobre el voto en el exterior ha sido larga y tendida. Se han puesto sobre la mesa varios proyectos de ley que han fracasado e incluso hubo un plebiscito para reformar la Constitución que fue rechazado por la ciudadanía.

Se está trabajando en la creación de una comisión honoraria que tendrá como fin elaborar un proyecto normativo donde se vean las alternativas jurídicas para habilitar el voto. Dentro de esa comisión habrá un delegado de la Corte Electoral.

Para Korzeniak sigue siendo una "discusión válida". Recuerda que Uruguay es de los pocos países en el continente que no permite el voto de compatriotas que viven en otros países. Además, tiene que ver "con la política de revinculación de los uruguayos en el exterior que es una política de Estado que se viene llevando desde hace mucho tiempo y que tiene que ver nada menos que con la discusión sobre la posibilidad de poder ejercer el derecho cívico que le corresponde a los ciudadanos", añadió.

El ministro señaló que "hay una lista muy larga de argumentos a favor y en contra". Pero hay un argumento, a su juicio, "muy poderoso a favor de habilitar el voto en el exterior". Tiene que ver con que "se genera la injusticia" de que quien tiene dinero para pagarse el pasaje para venir al país en las elecciones puede ejercer su derecho y quienes no tienen los recursos no.

Las posibilidades que se han manejado hasta ahora son el voto consular y el epistolar. Ambos han sido elogiados y criticados por especialistas en distintos aspectos, señaló el ministro.

"Lo más difundido en el derecho comparado es el voto consular", pero también se han planteado dificultades para el caso de Uruguay, indicó. "Pero la red consular uruguaya no es lo suficientemente densa para evitar los traslados", dijo.

"Hay una comunidad uruguaya en Cancún que depende del consulado de Ciudad de México, son 1500 kilómetros", ejemplificó y también mencionó los casos de uruguayos que residen en países de grandes superficies como Australia, Estados Unidos y el propio Brasil. "¿Cómo hacen para llegar?", se preguntó.

"Es igual de gravoso y de alguna manera sería prácticamente imposible garantizarle la posibilidad de votar a esas personas. Desde ese punto de vista pareciera más razonable habilitar el voto epistolar y no consular, así evitarle traslados de 1500 kilómetros a la gente. Hay que pensar en alternativas, pero eso lo haría la comisión", explicó.

No obstante, el ministro también señaló que hay quienes dicen que el voto que se coloca en un sobre y después se remite por vía epistolar no sería lo "suficientemente garantista", que no se podría "verificar fielmente que quien emita el voto sea el titular de la inscripción cívica" y que se podría "falsificar".

Lo que sí sería "impensable" para la Corte Electoral es tener locales fuera del país, indicó. "Eso me parece que es descartable por una razón de imposibilidad hasta presupuestal", agregó el ministro de la Corte Electoral.

Para Korzeniak no será "sencillo" implementar el voto en el exterior con un sistema político-electoral que viene funcionando en el Uruguay así desde el 1924 y el 1925.

"Como le ha dado garantías al sistema político en términos generales y muy pocas veces se constataron irregularidades en el conteo de los votos, modificar una cosa que funciona muy bien siempre genera incertidumbres", comentó.

Sin embargo, consideró que la Corte Electoral tiene que empezar a avanzar en mecanismos, que por ejemplo, permita dar los resultados más rápido o hacer la identificación del votante en menos tiempo porque existen herramientas tecnológicas que en el '24 y el '25 "ni soñaba la gente que podría existir", expresó.

Fuente: ECOS

Te puede interesar