Vendieron rifas, se pagaron el viaje e hicieron historia con Uruguay

Italia 25 de mayo de 2018
Manuela Alaga y Claudia Fernández le dieron a su país el primer título internacional de pádel femenino tras ganar el Challenger 500 en Roma.
ehxwhyYwiX--

La salteña Manuela Alaga y la fernandina Claudia Fernández lograron un hecho histórico para el pádel femenino uruguayo tras ganar el Challenger 500 en Roma, un torneo profesional avalado por la Federación Internacional de este deporte. 

Fue el primer título que consigue su país en Europa en esta disciplina disputada en parejas. "Todavía no caemos, estamos muy felices", contó Manuela desde Italia a ECOS. 

Alaga se mostró “muy emocionada” tras alcanzar junto con Fernández algo que nadie de su país hasta ahora había conseguido en el viejo continente: el primer puesto para Uruguay. “Para nosotras es un logro y un orgullo muy grande porque es la primera vez que mi país gana en pádel femenino en Europa”, señaló.

La uruguaya contó que comenzaron la competencia en octavos de final y a partir de ahí, ganaron todos sus partidos, cediendo un solo set en todo el torneo. "Fue a un nivel muy alto. En total compitieron 74 jugadoras, entre las cuales la mayoría eran italianas, pero también había argentinas, españolas y francesas", comentó.

Manuela explicó que este torneo de Roma fue el primero de los tres internacionales que disputarán en su gira por Europa y el triunfo le otorgó 500 puntos para el Ranking Mundial. 

“Después de mucho esfuerzo es una motivación enorme poder alcanzar un título internacional para mi país”, dijo la uruguaya.

Para poder competir en este torneo profesional, las deportistas ingresaron al cuadro principal gracias a una Wild Card que concedió la FIT (Federación Italiana de Tenis), que es la que organiza el evento oficial. Tras las gestiones realizadas a favor de las uruguayas, solo faltaba una parte: dinero para viajar.

Fuerza de voluntad y sueño cumplido

La búsqueda de recursos para poder viajar y competir es otra de las tareas que tienen que asumir los deportistas uruguayos que no cuentan con el apoyo económico del estado. 

Además de los entrenamientos y su cuidado físico para mantenerse en nivel de competencia, deben hacerse un tiempo para generar recursos e ingeniárselas para cubrir sus gastos.
Asociación de Pádel Uruguay.

Si bien las dos representantes uruguayas recibieron cierto apoyo económico por parte de la Asociación Uruguaya de Pádel, que desembolsó el 35% del valor de los pasajes, faltaba el resto.

Sin embargo, ello no fue impedimento para la dupla uruguaya, que imaginó, ilusionó y hasta hizo realidad su gran sueño: el de representar a su país en Europa. 

Tanto Manuela, de 28 años, como Claudia, de 32, despertaron un día con la ilusión de poder competir a nivel profesional en Europa, se lo propusieron y comenzaron a generar sus propios ingresos. ¿Cómo? "Vendiendo rifas", así lo reveló Alaga.

"Nosotras mismas organizamos las rifas para que la gente nos pueda ayudar y por suerte llegamos a la meta", dijo la representante, quien no se olvidó y destacó a la Asociación Uruguaya de Pádel que "nos exoneró de la licencia federativa".

"No pedimos ayuda al estado", agregó Alaga.

"Estamos muy agradecidas con la gente que colaboró con nosotras y a todos en general por los mensajes de aliento", dijo Alaga, quien confesó que "los elogios son muy importantes, y más cuando uno está lejos de su familia".

Tras recibir el histórico premio en Italia, la dupla uruguaya continuará con la gira europea y ahora, las espera nada menos que la etapa del World Pádel Tour en Jaén, España, el circuito más competitivo del Mundo. Luego, viajarán a Bélgica donde participarán de un tercer torneo profesional FIP en Gante.

Tanto se han propuesto y han logrado, que Alaga y Fernández no dejarán pasar por alto su próximo objetivo: el Mundial 2018 que se disputará en Paraguay.

Fuente: ECOS

Te puede interesar