Acuerdo para la venta de marihuana en las farmacias de Uruguay

Política 20 de marzo de 2016 Por
La ley que permite su uso recreativo. Las que quieran comercializar la droga deberán seguir una serie de normas.
Presidente-Tabare-Vazquez-farmacias-EFE_CLAIMA20160319_0183_28
Presidente Tabare Vazquez

El gobierno de Tabaré Vázquez y las distintas entidades que agrupan a las farmacias en Uruguay acordaron condiciones para que, en locales de todo el país, se pueda implementar la venta de marihuana, para su uso recreativo. Luego de que en diciembre de 2013 fuera aprobada la ley de producción, comercialización y distribución de la droga, que entró en vigencia en mayo de 2014, el expendio en las farmacias era la única de las tres vías de acceso que no estaba en funcionamiento. Pero hace pocos días, el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca) abrió el llamado a las farmacias interesadas en comercializar el producto.

Según informó el semanario Búsqueda, las farmacias que decidan vender marihuana deberán tener un software de reconocimiento digital y muebles con dispositivos cerrados de seguridad, lejos del público, para el almacenamiento. Podrán, asimismo, guardar hasta 2 kilogramos de cannabis, serán provistas cada quince días de la droga, y cada usuario dispondrá de hasta 40 gramos al mes que serán repartidos en 10 gramos a la semana. En tanto, se espera que en breve el Ejecutivo abra el registro para este tipo de consumidores que, de acuerdo a estimaciones, son la mayoría de los usuarios de la droga.

El documento de entendimiento, firmado por el Ejecutivo y las gremiales farmacéuticas, incluirá “pruebas técnicas y de conectividad al sistema de información del Ircca”, que asegurará “la trazabilidad, la gestión de pedidos y de entregas desde las Unidades de Producción a los puntos de dispensación”, y por el que se podrá “controlar la venta, la calidad de la marihuana, el stock y el almacenamiento”.

Desde que inició su mandato en marzo del año pasado, Tabaré no puso en general reparos en cuanto a las otras vías de acceso –el autocultivo y a los clubes de membresía– pero sí manifestó en varias ocasiones sus dudas con respecto a la venta en farmacias, en cuyos entornos, o al menos en la mayoría, se mueven narcotraficantes.

“Estos son implacables, si alguien combate su negocio. Incluso entre ellos mismos, por eso los ajustes de cuenta”, había dicho a pocas horas de iniciar su gestión de gobierno. “Supongamos que el farmacéutico tiene éxito en la venta, y el narco del barrio empieza a perder su negocio de venta de marihuana. Seguramente irán a la farmacia y le dirán a su dueño: ´Mire que si usted sigue vendiendo, se le puede prender fuego o tal vez tenga un accidente’”.

Antes de las elecciones de octubre de 2014, expresó que, en caso de ser gobierno, seguiría “muy atentamente” los resultados que arrojase la implementación de la venta de cannabis en las farmacias. “A quienes estén en situación de comercializar en estos locales, hay que darle toda la protección del Estado. No podemos ceder ante el crimen organizado”, enfatizó.

En cuanto al proyecto abarcativo de la normativa siempre se mostró más cauteloso y crítico que su antecesor, José Mujica, pero nunca puso en duda su continuidad. “Haremos una evaluación estricta sobre el impacto que la ley tenga en la sociedad”, aseguró Vázquez.

La ley prevé la posibilidad de autocultivo en los hogares para consumo personal, siempre que no se excedan de las seis plantas por persona. Y están habilitados “clubes cannábicos”, que producirán de forma colectiva un máximo de 99 plantas cada uno. Hoy hay 4.400 autocultivadores registrados y 17 clubes cannábicos

Fuente: Clarin.com

Te puede interesar